25 de febrero de 2013

Snacks de pasta

¡Holaa a todos!

Hace poco mi madre y yo nos atrevimos a hacer lasaña, no la habíamos hecho nunca y al final nos quedó muy rica, pero la poca experiencia hizo que nos sobraran algunas placas de lasaña ya cocidas. ¿Cómo íbamos a tirarlas? ¡Hoy en día no se tira nada! Así que, ¿qué podíamos hacer con ellas? Pues unos snacks o aperitivos, para variar. Lo había visto en la tele hacía tiempo y me apunté la idea.

Simplemente se cortan las placas en tiras, se pone un poco de orégano y se fríen en abundante aceite como si fueran patatas fritas. Cuando estén doradas, se sacan, se echa un pelín de sal y ¡listo para comer! Quedan crujientes y muy ricas. :) ¡Animaos a hacerlo!



3 comentarios:

  1. Pues la verdad es que es una buena forma de aprovechar las sobras. un besin

    ResponderEliminar